Un buen monitor puede cambiar completamente tu experiencia mientras estás realizando todo tipo de actividad en tu PC. Centrándonos en el mundo del gaming, contar con una pantalla adecuada puede marcar la diferencia, toda vez que el resultado final de nuestras partidas puede legar a cambiar. Encuentra los 4 «tips» y elige bien tu monitor y lleva tus partidas a un nivel superior.

No existen malos productos sino dispositivos más o menos recomendables según las necesidades de cada usuario. Por ello, si estás interesado en complementar tu set up gaming con un monitor que esté a la altura, hay que tener en cuenta algunos de los siguientes factores que os pasamos a detallar.

Elige bien tu monitor

Existen varias formas de hacerlo pero queremos ofrecerte unos tips que tendrías que tener en cuenta cada vez que vayas a cambiar de monitor. Te recomendamos que vayas paso a paso hasta encontrar la configuración que más se adecúe a tus necesidades y a lo que estás buscando. Elige bien tu monitor.

1. El tamaño de pantalla…¿importa?

Lo primero que deberemos valorar a la hora de comprar una nueva pantalla será tanto el tamaño de pantalla como la resolución que tendrá. Lo cierto, es que a pesar de que jugar en grandes dimensiones siempre resulta llamativo, la realidad es que debe ofrecernos la mejor experiencia de juego posible. Por tanto, si tu intención es jugar online y en modos competitivos, lo ideal no será contar con un monitor de con grandes dimensiones.

Además, será necesario que decidas qué diagonal de pantalla necesitarás en función a la distancia de juego que necesites. Por ejemplo, un monitor de 27″ puede ser una gran opción para tener un tamaño considerable, y de esta manera seguirás contando con el resto de las características. Además de que no tendrás que realizar una inversión demasiado elevada.

2. La resolución y sus ventajas

En cuanto a la resolución de pantalla, deberemos tener en cuenta la potencia tanto de nuestro PC gaming como otros posibles usos que vayamos a darle al monitor. Si el monitor es únicamente para jugar, podrás encontrar paneles de 27″ 1080p a muy buen precio. Además, los paneles QHD dan un extra de resolución y podrían interesarte. Y sobre la tecnología de la propia pantalla, si es para tu set up gamer, un panel TN aporta ventajas. Elige bien tu monitor.

3. Ojo con la velocidad de refresco

Después, pasamos a la velocidad de refresco. Para aquellos usuarios que no lo sepan, esto es el número de veces que se dibuja la imagen en pantalla. Es decir, cuanto más alto es este valor, mayor fluidez y sensación de realismo tendremos mientras jugamos. Además, de que serán ideales para nuestras partidas donde haya un punto claro de acción. Más que nada porque nos permiten responder más rápidamente a los movimientos.

Hoy en día, encontrar pantallas con una tasa de refresco de 144 Hz empieza a ser algo más habitual cuando hablamos de monitores gaming. Especialmente, en juegos donde hay mucha acción nos permiten disfrutar de una imagen más clara al evitar ese efecto halo que hace que las imágenes rápidas se vean como borrosas.

Y aunque es importante la velocidad de refresco, ya que mientras más alto nos aportará diferentes ventajas con respecto a otros monitores. También es importante tener en cuenta que no solo dependerá del propio panel del monitor, ya que la tarjeta gráfica de nuestro PC gaming será clave en esto y en cómo veamos finalmente lo que aparece en pantalla. Por ello, si la gráfica no ofrece ni conexiones ni potencia suficiente para sacar una señal de vídeo con una tasa de refresco de más de 60Hz da igual que la pantalla sí las admita, porque no notaremos ningún cambio. Para que elijas bien tu monitor.

4. Cuidado con las tecnologías que tiene el monitor gaming

Existen en la actualidad las tecnologías de refresco variable de la imagen que nos permiten poner en sincronía la imagen que puede llegar a darnos la gráfica como la del propio monitor. Has de prestar mucha atención a este punto. Y por último, no te quedes solamente con aquellos monitores que cuenten con una etiqueta gaming, ya que a veces hay monitores que a pesar de tener un refresco máximo de 60Hz resultan mejor opción por calidad global que los que añaden este nombre al producto. Con todo esto, ya podrás ser capaz de conseguir el mejor monitor gaming para tu set up.

0
¿Quieres escribir un comentario?x
()
x