En algunas ocasiones cuando nos conectamos a Internet para poder disfrutar de nuestro juego favorito pueden surgir diferentes problemas. Aunque el principal en la mayoría de las veces seguro que será que nos quedemos sin Wi-Fi en mitad de una partida importante. O quizás, solo nos quedamos sin acceso a esta conexión cuando nos ponemos a jugar online y nada. Pero ¿por qué?

Siempre pueden surgir diferentes motivos, como el hecho de que la señal sea débil y hace que se nos desconecte siempre, una velocidad lenta, mala cobertura… Entre otra serie de factores que veremos a continuación y que podrían ser los verdaderos culpables. Esto puede ocurrir especialmente al utilizar determinados juegos online. Por tanto, es algo que ocurre a muchos usuarios y por eso veremos cuáles son las causas.

El Wi-Fi se va al jugar online

Es más común de lo que piensa la mayoría de los usuarios, pues se reporta en muchas ocasiones que a la hora de abrir un juego online se desconecta el Internet. Esto puede ser algo constante, una de las acciones que más molesta, ya que impide incluso conectarse a la partida y poder jugar, mientras que en otras ocasiones se trata de un problema que va y viene. A veces, incluso, no necesariamente es algo que impida jugar, sino que simplemente afecta al rendimiento de la conexión y contamos con demasiado lag como para poder disfrutar de la experiencia del título.

Router sin WiFi

Por ello, tenemos que ver los servidores DNS, más que nada porque suelen ser una de las causas principales. Como sabemos, podemos hacer uso de los que vienen con la propia operadora. No obstante, también tenemos la opción de utilizar otros muchos que hay disponibles en Internet. Y nos referimos a los que hay gratuitos, aunque también encontrarás de pago. Algunos de estos servidores pueden estar más orientados en la seguridad y privacidad. Por lo que puede ser realmente interesante.

¿Demasiado LAG? Es por una mala velocidad en tu Wi-Fi

Detrás de los insoportables cortes de Internet cuando jugamos online, el culpable puede ser una mala señal en el Wi-Fi, pues es común que nos conectemos a través de esta red inalámbrica. Aunque lo más recomendable para evitar estos casos es intentar conectar nuestro PC gaming por cable al router. Más que nada porque si nuestro Wi-Fi no es potente o estamos conectados muy lejos del punto de acceso, sufriremos del famoso lag.

Sin WiFi

En el caso que no podamos contar con la opción de conectarnos por cable, podemos optar por amplificadores de señal que nos ayuden a mejorar la calidad de la cobertura. Si a pesar de todo sigue igual, el problema podría estar ya en que contemos con una mala velocidad de Internet.

Podríamos tener contratada una tarifa limitada que no nos permita ejecutar correctamente videojuegos que requieran de una velocidad mayor o llamar al servicio técnico para comprobar si todo está en orden. Y es que tanto el ping como la latencia podrían provocar fallos que impidan jugar online correctamente. Ya sabemos que este valor es muy importante para determinadas herramientas y programas que usemos, como puede ser un videojuego.

El problema podría ser un virus en tu PC gaming

Sin WiFi en el PC gaming

Por supuesto, si nuestro equipo ha sido infectado por un software malicioso podríamos tener problemas muy variados, como es el hecho de que los juegos online no duren apenas unos segundos o minutos conectados a Internet. Por tanto, deberemos tener instalado un buen antivirus para poder prevenir la entrada de amenazas y ataques a nuestro ordenador gaming. Por ello, os recomendamos realizar un análisis frecuentemente para reducir el impacto que el malware pueda tener al jugar por Internet.

Sin embargo, estas herramientas antivirus y cortafuegos podrían interferir en el buen funcionamiento de determinados juegos online. Básicamente, porque un firewall puede bloquear la conexión de Internet que recibe un determinado software. Y, por tanto, al estar mal configurado podría estar dándonos esos cortes molestos a la hora de jugar por Internet.

0
¿Quieres escribir un comentario?x
()
x