No cabe la menor duda de que hemos sido testigos de una gran revolución en cuanto a los ratones gaming. Sin embargo, muchos jugadores aun prefieren contar con una alfombrilla de calidad para poder conseguir un mejor movimiento en su juego favorito. A pesar de que los sensores que traen ahora son increíbles, la realidad es que es necesario contar con una alfombrilla para que su rendimiento sea lo más fluido posible.

Además, los periféricos por norma general son para el usuario común un capricho, más que una propia necesidad. No obstante, también es cierto que si probamos productos de calidad notaremos un importante cambio en los movimientos que hagamos con nuestro ratón. Por ello, hablaremos de las alfombrillas gaming o para gamers, ya que son uno de esos productos en lo que, concretamente, su material es relevante.

Alfombrilla gaming de Corsair

Tipos de alfombrilla gaming

Hace algunos años hubiera sido imposible tener en mente el simple hecho de usar un ratón sin alfombrilla, ya que era imposible que funcionase correctamente. Sin embargo, hoy en día sus sensores están tan avanzados que pueden trabajar en casi cualquier superficie que se utilice en una alfombrilla. Aunque, eso no quita que los materiales no influyan en nada, ya que también hay que tener claro que dependiendo de cuál sea durará más o menos.

El desgaste también se notará, así como el nivel de limpieza que deberemos hacer y la fricción que tenga nuestro ratón sobre ella. Por tanto, una buena alfombrilla gaming siempre se deberá adaptar a nuestras necesidades y, sobre todo, deberá hacer rendir de la mejor forma posible a nuestro ratón gaming. Por tanto, hoy veremos los dos materiales principales para alfombrillas gaming: tela, aluminio y plástico duro. Aunque, también es cierto que se pueden encontrar de cristal, pero se usan en menor medida.

Alfombrilla gaming Mars gaming

Alfombrillas de plástico duro

Después, este es otro de los materiales más buscados por ser muy todo terreno. Aunque destaca en ningún punto concreto, lo cierto es que puede con todo. Es decir, no tendremos ningún tipo de problema con los sensores del ratón, ni siquiera tendremos excesiva fricción o una velocidad demasiada elevada. No obstante, lo que sí nos asegurarán las alfombrillas de plástico duro es que durará mucho tiempo.

Sin embargo, hoy en día, su durabilidad es menor que en los compuestos sintéticos de tela. Además, pueden gastarse por diferentes partes creando distintas alturas con el paso de los años. Aunque, también nos podemos encontrar que desgastan en gran medida los surfers de los ratones. Además, otro punto negativo es que son bastante ruidosas al movernos en ella.

Alfombrillas de tela

El primer tipo que nos encontramos es el de tela porque, básicamente, es el material más común en la actualidad. Esto se debe a diferentes razones de peso como el hecho de que es el más barato. Además, es el material más buscado ya que cuenta con un índice de deformidad elevado, pues es capaz de resistir en gran medida. Aunque está claro que también dependerá en gran medida del tejido en concreto y del grosor de la alfombrilla.

Alfombrilla gaming

No todos usamos la misma presión en el ratón, por lo que el sensor de un mismo ratón en diferentes usuarios puede encontrar problemas de precisión. Sin embargo, la tela es capaz de absorber de manera bastante simétrica dicha presión para que, de esta forma, se reparta por todo el ratón.

Es por esto por lo que, por carácter general, mejora la precisión de los ratones que tengan unos sensores de peor calidad. Aunque también nos encontramos con diferentes problemas a pesar de que tienen una buena fricción, se manchan con bastante facilidad y muchas no son lavables. Por lo que, con el paso del tiempo, únicamente podremos recurrir a comprar otra. Además, si la alfombrilla que te gusta no tiene cosidos los perfiles y el material del fabricante no es bueno, puede que terminen por desgastarse o romperse al poco tiempo.

Alfombrillas de aluminio

En tercer, y último lugar, nos encontramos con otro tipo de alfombrilla que es también bastante rígida, las de aluminio. Este tipo posee una de las mejores fricciones y velocidad del mercado. Y como os comentábamos son muy duras y bastante resistentes. Sin embargo, también desgastan en gran cantidad los pads o surfers de los ratones. Incluso, al empezar a usarlas son bastante frías en cuanto a temperatura, por lo que puede llegar a ser incómodo en determinadas estaciones.

Aunque, existen modelos muy destacados ya que son muy buscados por los gamers más exigentes, ya que permiten obtener una gran velocidad de movimiento. Otro aspecto negativo que nos podemos encontrar es que son incluso más ruidosas que las de plástico duro.

0
¿Quieres escribir un comentario?x
()
x