Si eres de los que se pasa las horas en su setup disfrutando de grandes partidas, no te vendrá mal leer estos «tips» para combinar hábitos saludables con los que te sentirás lleno de energía para lograr las mejores partidas y no caer en malos hábitos que puedan perjudicar tu salud. Logra mejores hábitos.

Logra mejores hábitos

Jugar tiene muchos aspectos positivos y además, es divertido. Los que se dedican profesionalmente a ello y pasan muchas horas frente a la pantalla, deben seguir algunas rutinas con las que evitar caer en hábitos poco saludables. Cada persona es un mundo, pero algunas pequeñas pautas básicas serán de gran ayuda para que juego y salud entren en armonía.

¿Estás listo para ser un gamer más saludable? Aquí van algunos consejos que te ayudarán a conseguirlo. Logra mejores hábitos.

Dieta saludable

Comer de forma equilibrada ayuda a prevenir dolencias, mantener un buen peso y sobre todo, aporta mucha energía para poder llevar a cabo sesiones de juego apasionantes.

Es verdad que comer de manera pausada durante una partida es a veces complicado. De ahí que se tire de picoteo con productos calóricos y que enseguida sacian el apetito (como puedan ser patatas fritas, bocadillos, galletas, bebidas con gas…)  Si no quieres perder tiempo mientras juegas pero quieres que tu estómago no se resienta. ¿Cómo puedes solucionarlo? Prepara antes de tui sesión un pequeño refrigerio en del que puedas echar mano cuando tengas hambre o te apetezca picotear…y sobre todo sean saludables: frutas, verduras crudas, sandwiches, hummus, frutos secos, yogures, zumos naturales y mucho agua.

Comer saludable no solo ayuda a prevenir enfermedades, sino que proporciona suficiente energía para las sesiones de videojuegos.

Actividad física regular

Si comer bien y equilibrado es fundamental, mantenerse en forma no es menos. La actividad física es muy importante para mantener la musculatura tonificada y no «oxidarnos». Ello también permite el buen funcionamiento de todos los órganos. No se trata de ir todos los días al gimnasio pero moverse periódicamente, realizar estiramientos y dar paseos es bien recomendable. Logra mejores hábitos.

Gran parte de los juegos requieren que el jugador permanezca sentado durante muchas horas y vivir una experiencia de juego inmersiva. El sedentarismo es un mal que puede afectar a tu cuerpo si eres de los que se pasa demasiado tiempo en su setup. Por lo que pequeñas acciones que activen la movilidad física harán que te sientas mejor, con más energía y mejor preparado para llevar a cabo tus partidas.

Mantén la higiene personal

Cuidarnos a nosotros mismos y el entorno en el que desarrollamos las partidas es muy importante. Ventilar bien la habitación varias veces al día, mantener limpio el setup y todos sus componentes (como la silla) y cuidar la higiene personal nos hará sentir mejor. Esto puede parecer bastante obvio, pero puede ser muy fácil volverse perezoso mientras se está en casa, pues después de todo no estás tratando de impresionar a nadie. No obstante, sigue siendo importante mantener los hábitos básicos de higiene.

Que las horas de intenso juego no te resten tiempo para dedicarte a ti mismo.

Más allá de los videojuegos

Gracias a los videojuegos se crean comunidades de personas que tienen intereses afines, mismos gustos…También existen muchos personajes increíbles en el mundo de los videojuegos…Pero sin duda, como «animales sociales»  el contacto y la interacción con las personas es fundamental e irremplazable.

En parte, los videojuegos resultan más divertidos que hacer crecer las relaciones personales. Pero si queremos encontrar un equilibrio puedes decantarte por juegos multi-jugador, que ofrecen lo mejor de ambos mundos y en el que puedes jugar y pasar tiempo con tus amigos. Además, los eventos y las convenciones permiten aumentar las relaciones humanas. Resultan ser muy motivadores y te permitirán hacer nuevas amistades rápidamente.

Distribuir adecuadamente el tiempo de juego

Sin duda sabrás que la adicción a los juegos es una realidad. Mantener el tiempo de juego en perspectiva y limitar las horas a lo largo del día de tal manera que se puedan hacer diferentes actividades como parte de tu vida cotidiana.

Los mejores juegos nos sumergen en universos mágicos y crean historias increíbles. Pero no se puede estar pendiente siempre de jugar los últimos videojuegos. Puede ser algo peligroso. Como en todo, jugar como vía de escape de la realidad puede ser bueno…de vez en cuando. Pero no convertirlo en una rutina que pueda provocar pérdidas irreversibles que afecten a tu vida y a tu entorno personal y familiar.  Jugar con responsabilidad es esencial.

 

0
¿Quieres escribir un comentario?x
()
x