Con las CPU con procesadores Intel® Core™ de 12ª Generación podrás sacar el máximo rendimiento a tu ordenador de sobremesa o portátil. Siempre estarás a la altura del desafío. Encuentra la CPU perfecta para ti.

Aunque las CPU son resistentes y pueden durar muchos años, la tecnología está en constante evolución. Las CPU para videojuegos utilizan velocidades de reloj más rápidas, tamaños de caché mayores y más números de hilos…Todo ello ofrece un mejor rendimiento en el momento en que se combinan con hardware moderno. Por eso y antes de elegir una CPU has de pensar dónde quieres utilizar tu ordenador. El ámbito de los videojuegos es uno de los que se benefician de esta evolución. ¿Buscas portabilidad o lo tuyo es una experiencia de sobremesa? La CPU perfecta para ti.

Una vez que tengas claras las necesidades, será el momento de determinar qué nivel de rendimiento de la CPU es el adecuado. Recuerda que las capacidades del procesador y el chipset suelen ser definidas por la generación de la CPU (es decir, 11ª generación o 12ª generación). Como norma general, cuanto más alto sea el número, más características tendrá la CPU. Es decir, más núcleos e hilos, mayores velocidades de reloj y tamaños de caché más elevados. Estos niveles de rendimiento son una forma bastante útil de encontrar el equilibrio entre todas las características que buscas (y necesitas).

Experiencia a nivel superior para tus videojuegos

Como hemos señalado anteriormente, la CPU afecta de manera relevante a muchos aspectos de los juegos más recientes. Entre ellos se incluyen:

  • Velocidad de cuadros
  • Streaming
  • Elementos escalables de juego, incluyendo:
    • Distancia de renderizado
    • Animaciones de multitudes
    • Física de destrucción

En definitiva, se trata de encontrar el mejor procesador para videojuegos para tu ordenador y obtener una experiencia de juego a nivel superior. Si te gusta optimizar el rendimiento de tu hardware, busca la designación “K” al final del nombre del procesador. Esto indica que la CPU está diseñada para poderle hacer overclocking. Suponiendo que tengas el hardware adecuado, como una solución de refrigeración adecuada y una placa base que admita overclocking, puedes disfrutar de los beneficios de velocidades de reloj más rápidas con una CPU desbloqueada. Por ejemplo, aquí está el número de núcleos e hilos para algunos procesadores Intel® Core™ de 12ª Generación específicos:

  • El procesador Intel® Core™ i5-12600K de 12ª Generación para equipos de sobremesa tiene:
    • Frecuencia máxima de hasta 4,90 GHz
    • 10 núcleos y 16 hilos
  • Procesador Intel® Core™ i7-12700K de 12ª Generación para equipos de sobremesa tiene:
    • Frecuencia máxima de hasta 5,00 GHz
    • 12 núcleos y 20 hilos
  • Un procesador Intel® Core™ i9-12900K de 12ª Generación para equipos de sobremesa tiene:
    • Una frecuencia máxima de hasta 5,20 GHz
    • 16 núcleos y 24 hilos

El rendimiento que buscas en tus partidas

Centrándonos en los portátiles, seguro que te sorprenderá saber que muchos de estos equipos pueden ofrecer el mismo rendimiento de juego que uno de sobremesa. Incluso si das prioridad al rendimiento sobre todo lo demás, existen portátiles pensados para mantenerse al día de las cargas de trabajo de los videojuegos más exigentes. Por eso, a la hora de seleccionar un portátil pensado para este fin, deberás buscar una CPU Intel® con la designación «H», que hace referencia a procesadores diseñados específicamente para priorizar el consumo de energía y la duración de la batería de ordenadores portátiles. Por otra parte, la designación «HK» (H + K) designa un procesador para portátiles de alta potencia y desbloqueado, que permite hacer overclocking. El overclocking te permite alcanzar en potencia un rendimiento de la CPU que supera las especificaciones ajustando algunos valores clave del sistema. La CPU perfecta para ti.

 

0
¿Quieres escribir un comentario?x
()
x